Básicamente podemos distinguir dos tipos de jaulas para conejos:

-          Jaulas de alambre: son ideales para interiores. Si tienes a tu conejo enano en un piso, es sin duda la jaula que tienes que comprar.

Jaula de alambre para conejos enanos

Jaula de alambre para conejos enanos

-          Casitas de madera: se utilizan para exteriores, por ejemplo, si tienes a tu conejo en un jardín o en un patio amplio. Al ser de madera, has de comprar una que sea buena, ya que los conejos son roedores y la podría destrozar en poco tiempo.

Jaula de madera para conejos enanos

Jaula de madera para conejos enanos

El uso y la funcionalidad de estas dos jaulas es muy diferente. La jaula de alambre está destinada a mantener el conejo enano en un espacio limitado mientras nosotros estemos ausentes, por las noches, etc. En cambio, la casita de madera es para que el conejo la use como refugio, ya sea por el tiempo (porque llueva), o porque se encuentre algo malito y quiera estar más resguardado. También es posible encontrar minipuentes de madera para simular la madriguera del conejo enano.

Obviamente, el tamaño de la jaula ha de ir en función del tamaño del conejo enano (recordad que no todas las razas son iguales de grandes ni crecen lo mismo). Para tener una idea aproximada se recomienda que tenga 0,70 metros cuadrados por cada 500 gramos de peso del conejo, además a nivel de altura, es recomendable que el conejo se pueda poner de pie sin problemas.

Por último, la jaula del conejo ha de estar ubicada en un lugar ventilado, pero evitando las corrientes de aire directas. También tenemos que tenerlo lejos de fuentes de calor altas, ya sean naturales (por exposición directa del sol) o artificiales (bombas de calor, estufas, …) ya que los conejos no suelen soportar muy bien los golpes de calor.

La elección de la jaula es un punto importante porque permite al conejo enano estar más cómodo y facilitará su docilidad y su entrenamiento.